¿Qué es un títere? ¡Creemos uno!

Teatro. Títeres y Marionetas

Muchas veces, hemos llevado a cabo obras de teatro con nuestros alumnos, tanto obras de autores conocidos (o no tan conocidos) como obras creadas por el mismo docente para trabajar un tema específico (por ejemplo, de la historia del álbum ilustrado, donde trabajamos las preposiciones y las partes del cuerpo, podemos adaptar la trama a una pieza teatral). 

Pero no siempre hay que actuar «físicamente», sino que también se puede actuar a través de marionetas y títeres. 

Una marioneta no es lo mismo que un títere: 
  • Según Ariel Bufano, el títere es «cualquier objeto movido en función dramática». El objeto debe de moverse con el propósito de adquirir un significado, debe ser un personaje dentro de un conflicto y cumplir una función dramática. El origen del vocablo no está del todo claro; Covarrubias (XVII) nos dice que los titiriteros solían colocarse en la boca unas lengüetas que deformaban la voz y producían un sonido, como de pitos, que sonaba “ti-ti”, y que de ahí viene el término.
  • El término marioneta parece provenir del nombre de María y parece que se debe a unas pequeñas figuras que en la Francia medieval representaban a la Virgen y estaban relacionadas con el culto religioso. Así, en Francia el término marionnette designa a los títeres en general, pero en España es un muñeco específico manipulado de arriba abajo por hilos conectados a uno o varios mandos.

El uso de los títeres y las marionetas con nuestros alumnos tiene un significado pedagógico:

Son para el niño objetos de proyección y poderosos medios de apoyo emocional. Tras ellos se siente más libre de expresar lo que quiere y de hacer aquello que no se atrevería a hacer a cara descubierta, deja fluir su personalidad oculta, «la máscara desenmascara» (Gruner). Oculto detrás de la careta, el guiñol o la pantalla de sombras se produce en él una metamorfosis, un descubrimiento de su personalidad reprimida o inconsciente. Son medios de ocultamiento y revelación, «el muñeco es una prolongación del yo, al mismo tiempo que una forma de desdoblamiento» (Gilles). 

En definitiva, los títeres tienen un valor psicológico, terapéutico y educativo. Son medio de proyección personal, de expresión y alivio de conflictos y de desarrollo psicosocial, sirviendo al educador como reflejo del mundo secreto del niño y como instrumento pedagógico en diferentes dimensiones.

Para la enseñanza del español, tenemos que añadir también su valor como medio para usar la lengua extranjera: tanto en la creación del propio títere, donde el alumno crea el suyo (y cuya explicación se puede hacer sólo en español [a modo del método conocido como Enfoque por Tareas, que veremos más adelante]), como en la propia puesta en escena de la obra.

A continuación, vamos a ver cómo crear nuestro propio títere. He escogido a Winnie the Pooh por su facilidad a la hora de diseñarlo.

Creación de un títere


Material:
  • Hojas DIN A4;
  • tres láminas de fieltro: dos de color beige (también vale marrón o amarillo, depende del gusto o de lo que tengamos a mano) y una roja → el títere consta de dos partes: la frontal y la de atrás para poder meter el relleno. 
Aviso ya que éste es el primer títere que hago, por lo que hay algún error como es el tamaño (casi no me entra la mano) y los brazos del títere, que podrían haber estado más rectos para meter los dedos y, así, mover dichos brazos durante la puesta en escena.

Vayamos ya con los pasos a seguir:

PASO 1. Diseñamos el dibujo en una hoja DIN A4 usando sólo el lápiz. En este caso, como se acaba de decir arriba, he escogido a Winnie the Pooh, obteniendo los siguientes resultados (pincha en las imágenes para verlo más grande).



Usamos el DIN A4 porque la tela que vamos a usar se vende por láminas de un tamaño muy parecido al A4.


PASO 2. Tras tener todo el diseño, copiamos (lo que yo he hecho ha sido calcar) la camiseta en otra hoja, también DIN A4. Este el estilo que tenemos pero lo podemos modificar después a nuestro gusto (como se puede ver en las líneas más claras del dibujo, en la parte inferior de la camiseta).

Los dos lados de la camisa entran en una sola tela de fieltro

PASO 3. Antes de ponernos a hacer nada, necesitamos recortar las piezas: cuerpo y ropa. Primero, recortamos la del cuerpo, prestando atención a las líneas para no equivocarnos y terminar siguiendo las líneas de la ropa; segundo, cogemos la otra hoja para recortar sólo la camiseta.



PASO 4. ¡Vayamos a la faena! En primer lugar, calcamos las piezas obtenidas en la tela (en sus respectivos colores) y pasamos a recortarlas. 

Al calcar, por ejemplo, el cuerpo, tenemos que hacerlo por el lado correspondiente: por delante y por detrás (una tela se calca con la parte frontal, la que tiene el dibujo de los ojos y demás; mientras que la otra la calcamos siguiendo la parte trasera del dibujo):






Debemos terminar con esto:




PASO 5. Después vamos a ver cómo quedarían las piezas una encima de la otra. 

Miramos el cuerpo: como, al recortar, ha quedado algo de boli, damos la vuelta a la frontal y la ponemos sobre la otra pieza. Como se ve, está irregular; lo que hay que hacer ahora es ajustar las piezas repasando, con la tijera, lo que sobresale.



Hacemos lo mismo con la camiseta.




PASO 6. Cosemos el cuerpo pero debemos dejar sin coser la parte inferior. Se cose la periferia y con un hilo de color parecido. En mi caso, como no tengo muchos hilos, escojo el blanco. Antes de empezar a coser, lee el paso 7.



PASO 7. Antes de coser las dos partes, puedes poner ya la cara (he cosido el borde y pintado el interior de los ojos y la nariz). En mi caso, he cosido la mitad del muñeco y, mirando qué lado quedaba mejor, he pasado a coser la cara. Después de coser el rostro, he seguido cosiendo el otro lado del títere. 

Una vez cosido todo, queda así:




PASO 8. Ahora vamos a lo último, la ropa. Primero la ponemos sobre el títere:






PASO 9. Luego pasamos a coser los bordes. Usamos un hilo rojo.

Cosemos lo que está, en esta imagen, en amarillo:



Así queda:





PASO 10. Como no me fijé bien en el tamaño del títere, no me entra del todo la mano. Por ello, como no me llegan los dedos a la cabeza, he decidido rellenar sólo ésta de algodón. El algodón lo he empujado con un boli.




PASO 11. Si no queréis que el algodón se os caiga, podéis coser el cuello a la altura de la camiseta, para que no se vea la cosida:

No se ha cosido el cuello de la camiseta, sino debajo de ella para que no se vea el hilo



¿Qué os parece esta idea?




La creación de un títere por parte del alumno le permite dejar su propio toque personal, al igual que apreciar el trabajo que puede costar realizarlo. Asimismo, se llevan un bonito recuerdo de todo lo trabajado a casa.

Porque no sólo es coser un muñeco, sino el proceso, el tener que entender los pasos que el profesor da en español (acompañado de gestos, como en el Método Directo), y la siguiente puesta en escena y sus ensayos correspondientes. Estamos usando la lengua meta y nos estamos divirtiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog de ELE y de Lengua y Literatura en Educación Primaria, Secundaria y Bachiller, con materiales para profes y alumnos. Incluye recursos para Latín.

-Especialización en lengua española-