Diario de vacaciones


Se acaba el curso, pero eso no significa que el alumno deje de lado el aprendizaje y el uso de la lengua española. Por ello, os propongo la siguiente actividad para que nuestros alumnos la vayan haciendo a lo largo del verano.

Está diseñado según mi punto de vista y de mi forma de enseñar, por lo que os invito a cambiarlo si es necesario para adaptarlo a vuestra forma de dar clase.

En este diario de vacaciones encontramos las siguientes partes:
  • El final de un curso: reflexiones del alumno sobre el curso académico. Esto lo podemos hacer con ellos la última semana de clase.
  • Mi plan para el verano: a modo de entrada de diario, qué es lo que tienen en mente hacer.
  • Mi proyecto: a mí me gusta trabajar por proyectos, en vez de mandar deberes. Así, el alumno puede continuar con su proyecto o plantearse uno nuevo. Consta de tres hojas.
  • El final del merecido descanso: reflexiones del alumno sobre el verano y el nuevo curso que empieza.
  • Observaciones: consta de tres partes: 1., valoración del diario, que es la opinión del alumno sobre el trabajo realizado con este diario, y si le ha gustado o no el mismo; 2., respuestas del profesor: a la vuelta de vacaciones, el alumno entregará este documento al profesor y él tendrá que anotar sus observaciones; 3., valoración: continuación de las observaciones del profesor pero de acuerdo a cada parte realizada (1 = el final de un curso; 2 = mi plan para el verano; 3 = mi proyecto; 4 = el final del merecido descanso). No ponemos nota. Entregaremos el documento de nuevo al alumno cuando rellenemos estas partes.
  • Al final tenéis una página en la que os he puesto «hojas extra» para que deis al alumno por si acaso (más o menos, tres por alumno).
En este diario no se exige una cantidad de palabras por actividad, sino que el alumno escribirá lo que quiera, como si es un párrafo de cuatro líneas. Lo importante es que sigan usando la lengua y no la olviden.

En cuanto a la parte del proyecto, os quiero explicar cómo va:
El proyecto, tanto anual como «veraniego» (que puede ser el mismo o no) se resumen, de nuevo, en usar la lengua, en usar lo aprendido y en aprender más cosas durante la marcha. Los proyectos los escogen los alumnos y pueden ser muy variados. A continuación os dejo algunos ejemplos de proyectos:
  • Leer un libro en español.
  • Escribir una «novela» (vamos, un cuento un poco extenso).
  • Crear un cómic (o novela gráfica).
  • Crear un blog sobre un tema que interese: música, películas, vídeo juegos... 
  • Participar en un intercambio cultural (es decir, hablar con un nativo y entre ellos hablan sobre cultura, arte, geografía...).
  • Subtitular una película.
  • Traducir lo que sea.
  • ... Y cualquier cosa que se les ocurra. Lo importante es que les guste el tema elegido y puedan usar el español.
Cuando les presentemos el diario, explicaremos, paso a paso, todo el contenido del mismo (y decirles que no olviden numerar las páginas [que no están numeradas por si meten más «hojas extra»]).

Por último, este diario está pensado para niveles A2-B2.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog de ELE y de Lengua y Literatura en Educación Primaria, Secundaria y Bachiller, con materiales para profes y alumnos. Incluye recursos para Latín.

-Especialización en lengua española-