VÍDEO | El español y el árabe, dos lenguas parecidas


Hoy ha compartido el Instituto Cervantes el siguiente vídeo a través de su cuenta de Twitter. Este vídeo, a modo de «curiosidad», nos muestra la semejanza entre estas dos lenguas en el nivel léxico.

Lo quiero compartir con vosotros porque me ha gustado y me ha parecido muy interesante. Si alguno de vosotros tenéis alumnos que hablen árabe, podéis trabajar con ellos nuevo vocabulario comparándolo con su propia lengua.

Os dejo el vídeo:


En el vídeo se muestra el español de Latinoamérica, porque en España decimos escorpión por el latín, pero esa es la única diferencia. Y no hagáis caso al mapa, que no es del todo correcto.

En esta entrada sólo os quería dejar este vídeo a modo de curiosidad. No voy a entrar en un trabajo monográfico ni nada por el estilo porque eso es algo que quiero hacer a modo de cuaderno (en realidad, pretendo elaborar «cuadernos» o monografías sobre la evolución del español en todos sus niveles [fonético, morfosintáctico...], pero eso es algo que debo hacer con tranquilidad y tiempo).

Pero, como no puedo evitarlo, os escribo alguna que otra curiosidad más:

Como sabemos, gran parte de España estuvo bajo dominio árabe durante unos cuantos años. Y ya sabemos lo que ocurre cuando varias lenguas están en contacto.

Cuando los árabes llegaron, en un primer momento, éstos, quizá porque no quedaba otro remedio debido a su pequeño número, fueron muy tolerantes con la antigua población. De ahí surgió una población mixta: por un lado lado los hispanogodos, que se mantuvieron fieles a la religión cristiana, a los que los invasores llamaron mozárabes; por otro, los que abjuraron del catolicismo y se convirtieron al islamismo, los muladíes; además de los dominadores musulmanes

La convivencia de hispanogodos y musulmanes debió de originar un fuerte bilingüismo. Sin embargo, se acabó la tolerancia y el fanatismo dominó todo Al-Ándalus. Muchos de los mozárabes acabaron siendo deportados a África y otros huyeron hacia los incipientes reinos norteños

Esto trajo como consecuencia la desaparición del mozárabe, conjunto de dialectos románicos hablados por los cristianos en territorio musulmán y que algunos investigadores denominan romance andalusí.

Estos mozárabes fueron el cauce natural para la introducción de muchos préstamos en las hablas hispanorrománicas.

Se calcula que el acervo de palabras árabes del español es de unas 4 000.

Pero la lengua árabe no sólo llegó a la actual España y Portugal, sino también a Italia. Sin embargo, la influencia árabe es muchísimo menor que en la Península Ibérica puesto que no hubo una población de tipo mozárabe. Uno de los rasgos más sobresalientes de los arabismos en italiano y siciliano es que no pasaron con el artículo al- aglutinado, como sucedió en español y portugués, por lo que cuando lo encontramos en italiano es muy probable que se trate de un trasvase desde los romances hispánicos, como es el caso de alfiere ‘alfiler’. Otro ejemplo de arabismo sería azúcar, que en italiano es zucchero (no presenta la a [a-/al-], propia de muchos arabismos).

Concluyamos.

He puesto en la entrada el mismo título que aparece en el tuit del Instituto Cervantes, pero es un título muy general. Son dos lenguas que se parecen en algo por su léxico (no todo el léxico, claramente), no por la sintaxis ni por los demás niveles, que son producto de la evolución del latín vulgar y en la que entran otras influencias, como el supuesto sustrato celta. Pero ya hablaremos de eso otro día.

Y recordad que no todas las palabras que empiezan por -al son arabismos. Por ejemplo: albarca (<abarca).





Créditos

  • Teoría: FRADEJAS RUEDA, José Manuel (2010). Las lenguas románicas. Madrid: Arco Libros. ISBN: 978-84-7635-811-5

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog de ELE y de Lengua y Literatura en Educación Primaria, Secundaria y Bachiller, con materiales para profes y alumnos. Incluye recursos para Latín.

-Especialización en lengua española-